La grandeza de un campeón.

 

Así son los grandes, los que  llenan nuestros corazones, los que nos hacen sentir bien en cualquier sitio y en (casi) cualquier situación.

Los que con su cercanía y su respeto nos acercan a ellos/nosotros mismos, los que con su amor y su humor nos hacen sentir como en un sueño.

Así son.

Son humildes, empáticos, divertidos (o eso me gusta creer) y estoy segura de que  una de las claves es ver el lado positivo de la vida.

Tratan igual a todo el mundo, sea quien sea, tenga lo que tenga, deje de tener lo que deje de tener, al fin y al cabo, ellos ya ponen el alma.

Son así.

Te miran y te sonríen, te dicen que todo va a salir bien, y te transmiten paz.

Los grandes, para mí, son grandes, en primer lugar, por todo esto.

Te cogen de la mano y te acompañan a soñar, aunque sea solo por unos minutos, ¿qué más da? Lo bonito es qué has podido sentir en ese espacio tiempo, minutos, segundos, toda una vida, lo que sea.

Te cogen de la mano aunque eso suponga que quizás para mantener su equilibrio tengan que esforzarse un poquito más.

Me gusta este tipo de gente, la admiro muchísimo, creo que tienen tanto que enseñarme que no me despegaría de ellos ni un solo segundo. Lo sé, quizás me haya pasado un poco con el tema del tiempo, 😉

Me gusta la buena gente, los que son capaces de estremecerse, y se estremecen. Los que se emocionan, los que sienten, los que quieren compartir sin temor.

Me gusta la gente que me ayuda a ser (más) yo misma, con los que me muestro tal como soy y me siento como si nadara desnuda en cualquier mar del mundo.

Adoro a la gente que cuando me mira me habla.

A todos aquellos que me hacéis reír, o que me tocáis el corazón, más gracias.

Esto va de liderazgo encubierto, porque para mí, el auténtico liderazgo, comienza desde estos valores, y aplicado a los que tenemos más “a mano”.

Esto para mí (entre otras cosas) es el liderazgo.

A toda esta gente que aportáis tanto en mi vida, que añadís felicidad a la que ya tengo, gracias, muchas, muchísimas gracias.

Si me necesitas, silba. 😉

Ana (www.organiccoaching.es)

 

Anuncios

2 pensamientos en “La grandeza de un campeón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s