¿Cómo ayudamos o creemos que ayudamos a los demás?

secreto

Hola, ¡muy buenas tardes a tod@s!

Bueno, una vez más, vamos allá, a ver qué sale.

Me parece más que curioso, por decir algo, lo que veo que ocurre en algunos casos, justo en ese momentazo de súper agobio en el que una persona le está contando a otra aquello por lo que está sufriendo, aquello que le bloquea y preocupa.
Hablaremos de nosotros, a ver qué sentimos.
Imaginad,seguramente, llevemos días sin dormir, al menos sin dormir lo que nuestro cuerpo y mente necesitan, lo que no facilita mucho las cosas…tal vez, nos cueste incluso hablar de ese tema que tanto nos preocupa, no queremos agobiar a los demás con nuestras cosas, cada uno tiene bastante con lo suyo, ¿no?…

Pues bien, por fin nos decidimos a abrir nuestro corazón y contarle a esa persona que hemos decidido qué nos pasa, y ¡curioso!, antes incluso de haber terminado de contar “nuestra historia”, TOMA YA, el interlocutor ya tiene esa respuesta y/o consejo tan sumamente grandiosa que aunque le digamos que ya lo hemos hecho, podemos notar como por medio de su lenguaje no verbal e incluso verbal, nos dice: pues seguramente tengas que intentarlo de nuevo, parece que incluso le molesta que su idea ya la hayamos llevado a cabo.

Cuando alguien viene a contarnos algo, ojo, mucho ojo, seguramente esa persona haya estado muchas horas intentando buscar la mejor solución a lo que le ocurre, tal vez haya barajado diferentes opciones, y también lo que le puede ocurrir en cada caso. En fin, aquí es donde creo que entra el coaching.
Si le preguntamos a la persona que tenemos delante qué ha hecho, qué cree que puede hacer, qué es lo mejor/peor que puede ocurrir si hace A, B, C…, quizás a él/ella misma se le ocurran cosas nuevas.

Creo que es interesante antes de nada escuchar, no oír, sino escuchar, y no sólo escuchar, también intentar por todos los medios entender el sufrimiento o la decepción, o frustración o impotencia, o la emoción que sea; ya que opino que lo que más puede molestar es un consejo de alguien que jamás se ha visto en una situación como la nuestra y que además tampoco intenta comprendernos.

Otra cosa que nos debemos de plantear es si estamos dando un consejo que no nos han pedido,mucha atención a esto. En primer lugar porque puede no sentar muy bien, y además, puede que no sea el consejo correcto (en ese contexto para esa persona), así que con cautela, hay veces que necesitamos “sólo” que nos escuchen.

Gracias por vuestra atención, un abrazote!

Ana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s