Se puede hacer de manera más sencilla

Hola a tod@s, ¿qué tal estáis? espero que muy bien!

A veces por costumbre, a veces por miedo, otras por comodidad, en fin, ¿os ha pasado alguna vez aquello de tropezar una y mil veces con la piedra?

El otro día estaba hablando con una persona, y le ocurría algo así, una y otra vez. Hoy me ha vuelto a ocurrir con alguien de mi entorno, que me cuenta una y otra vez algo que le ocurre desde hace años con un par de personas. Como hacer coaching con esta última no es conveniente por la relación que nos une, se me ha ocurrido extraer un poema de “El libro tibetano de la vida y la muerte”, de Sogval Rimponche.

Ojalá a alguno de los que me leáis os pueda aportar algo, aunque sea poco, me conformo, 😉

 

Image

1) Bajo por la calle.
Hay un enorme hoyo en la acera.
Me caigo dentro,
estoy perdida… impotente.
No es mi responsabilidad.
Se tarda una eternidad en salir de allí.
2) Bajo por la misma calle.
Hay un enorme hoyo en la acera.
Hago como que no lo veo.
Vuelvo a caer dentro.
No puedo creer que esté en ese mismo lugar.
Pero no es mi responsabilidad.
Todavía se tarda mucho tiempo en salir de allí
3) Bajo por la misma calle.
Hay un enorme hoyo en la acera.
Veo que está allí.
Igual caigo en él… es un hábito.
Tengo los ojos abiertos.
Sé dónde estoy.
Es mi responsabilidad.
Salgo inmediatamente de allí.
4) Bajo por la misma calle.
Hay un enorme hoyo en la acera.
Paso por el lado.
5) Bajo por otra calle.

Un abrazo y una vez más, gracias por vuestra atención.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s