Renunciando a “bananas” seré más feliz

Image 

Hola, ¿qué tal estáis?

Anoche leía algo que he querido compartir con vosotros. Lo diré a mi manera:

En cada uno de nosotros existen varios yoes, y lo bueno sería que fuéramos  capaces de saber convivir con ambos. No temer al niño pequeño que llevamos dentro, que es un juguetón y que posiblemente demande atención; ni tampoco al adulto responsable.

Para que haya un equilibrio y no surjan los problemas emocionales, es importante que sepamos satisfacer ambas partes, escucharlas y no avergonzarnos de ninguna. Si por el contrario intentamos acallar, negar o incluso transformar alguna de las emociones que nos asaltan, nos pasará factura. Incluso puede llegar a afectarnos físicamente, con una tendinitis en el hombro izquierdo, por ejemplo…dolores de cabeza, espalda, etc.

En algunos lugares de África, tienen una peculiar manera de cazar monos. Veréis, el método se basa en colocar una jaula en medio de la selva con un plátano en su interior. La jaula está hecha con palos entrecruzados que forman una rejilla a cuadros. Pues bien, cuando el mono mete la mano para coger el plátano, no puede sacarlo porque evidentemente se queda enganchado en la jaula, ya que no cabe por el agujero. 

Curiosamente el mono se queda un buen rato bloqueado sin poder sacar ni la fruta ni la mano. Es cuestión de minutos que lleguen los hombres con una red y lo capturen.

Pues bien, como dice el doctor Eaton, que trabaja para que las personas le den voz a todas sus necesidades emocionales y abandonen lo que él llama “bananas”, los monos no son los únicos que se aferran a algo que les perjudica sin darse cuenta de que es una trampa. Los humanos también lo hacemos, sobre todo nos aferramos a ideas o valores que en realidad no son nuestros. Por ejemplo: “Tengo que saber en todo momento qué hacer”, “No es bueno que muestre mis debilidades”, “Debo tener éxito”, “Debo evitar ser egoísta a toda costa”.

En fin, qué agotamiento vivir así,¿no os parece?

En cuanto oigo lo de “Tú deberías”, “Yo debería” se me ponen los pelos de punta, y me pregunto, “¿Por qué?

Creo que es  una carrera hacia la perfección que es muy probable que perdamos, es decir, que nos quedemos atrapados en la jaula.

¿Sabéis por qué nos frustra y nos produce insatisfacción? porque  los valores que estamos persiguiendo no son los nuestros y estamos desatendiendo nuestras auténticas ilusiones, motivaciones. Es como si viviéramos la vida de otra persona, no la nuestra.

¿Cómo salimos de la trampa? Obvio, soltando la banana, dejándola caer, renunciando a ella.

 

Gracias por leerme y muy feliz finde a todos, un abrazo.

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Renunciando a “bananas” seré más feliz

    • Abel, una vez más, muchas gracias por tus palabras.
      Un placer que recibas de buen gusto mis correos.
      Gracias de nuevo y sí, yo aprendí mucho de las trampa de los monos con las bananas en jaulas.

      Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s