Septiembre, de la mano de la “fórmula Disney”

Hola a tod@s! ¿qué tal estáis?

Nos llegó la hora de volver a la rutina, qué ganas tenía yo, la verdad.

En fin, estaba deseando que llegara septiembre, ya que este tiempo de vacaciones, me ha servido para reflexionar, marcarme nuevos objetivos, e ir acercándome poco a poco a ellos desde YA, sin excusas, sin paradas, haciendo un esfuerzo extra, que seguro tendrá su recompensa.

Te invito a ti también a que pienses en ello, en qué es lo que de verdad anhelas y cómo puedes hacer para lograrlo. Como ya he comentado en alguna ocasión, es mejor ir poniéndonos la bandera de la meta a pocos metros, para luego ir desplazándola hacia delante conforme vayamos llegando. Si nos la ponemos tan lejos que apenas la podemos ver, yo creo que va a costar más.

Hay varias actitudes que prevalecen en este mes. Por ejemplo, están los que se resignan a volver a al punto donde estaban, y los hay que piensan en que seguro que podrán retomar y seguir avanzando, aprendiendo. Solemos tener muchísimas opciones, otra cosa muy diferente, es que las queramos ver y valorar, o por el contrario, nos quedemos en la zona de confort, sin hacer otra cosa que sobrevivir, nada que ver con vivir. ¿Tú qué decides?

Cuando somos capaces de sentirnos libres, sin ataduras, libres de poder cambiar el rumbo previsto para alcanzar la felicidad, los sentimientos de apatía seguramente sean sustituidos por los de la simpatía, simpatía e ilusión por ese nuevo camino que tal vez, el miedo antes no nos dejaba vislumbrar.

Si logramos estar despiertos, captar aquellas señales que a veces se ponen delante de nosotros, quizás eso pueda marcar una diferencia entre nuestro antes y nuestro ahora, que poco a poco se convertirá en nuestro después, obvio.

¿Sabíais que el escritor norteamericano Don DeLillo (Ruido de fondo o Americana), comenzó a escribir en un trabajo que tenía como seguridad de un parking, en sus horas libres? Yo me he enterado hace poco, y eso me ha hecho pensar que muchas veces, podemos vivir aferrándonos a nuestra monotonía sin poner de nuestra parte, sin valorar que hay otras alternativas. Para poder darnos cuenta de las opciones que tenemos, es fundamental despojarnos de nuestras creencias limitantantes.

¿No habéis pensado nunca en un montón de gente del mundo del cine, de la moda, de la medicina, de la cultura, etc, que no han tenido lo que se dice una vida nada fácil? Yo lo pienso muy a menudo.

Quiero despedirme con algo que leí hace tiempo y que os paso:

La “fórmula Disney”

“Todas las cosas nuevas en algún momento parecen imposibles ante los ojos de los incrédulos, pero los demás no pueden decir qué podemos o no realizar, solo nosotros somos capaces de marcar nuestros límites y metas. f(…)

No creo que haya ninguna cumbre que no se pueda ser escalada por una persona que conozca el secreto para hacer realidad sus sueños. 

Este secreto especial yo lo resumo en cuatro ces. Son la curiosidad, la confianza, el coraje y la constancia. De todos ellos, el más importante es la confianza. Cuando creas en algo, créelo sin dudar y sin cuestionarlo”. 

Walt Disney.

 

Image

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s